Defensa Civil evalúa daños y más municipios se declaran en alerta

La TCO Yuracaré Moxejo, al igual que Puerto Grether, en el municipio de Yapacaní, están siendo afectados por el rebalse del río Ichilo y los pobladores temen que la situación empeore porque existen pronósticos de mayores precipitaciones para estos días.

Personal de Defensa Civil de Santa Cruz y funcionarios de la Alcaldía se constituyeron ayer en esta comunidad indígena para evaluar los daños causados por la riada. El agua del Ichilo no solo ha cubierto las calles de la TCO, sino que ha ingresado a varias viviendas. Los pobladores han tenido que poner sobre tablas y ladrillos sus camas, cocinas, ropas, frazadas y otras pertenencias para evitar que el agua las moje.

Luego, a bordo de lanchas, la comitiva se desplazó a otros sitios para verificar daños a los cultivos y a los animales, como reportan los vecinos.

El municipio de Yapacaní se encuentra en alerta, al igual que comunas del Beni, como San Joaquín y Loreto, y del trópico de Cochabamba.

La Guardia

Ayer, en el municipio de La Guardia, otro grupo de Defensa Civil se reunió con el alcalde Jorge “Chichino” Morales para analizar los daños causados por las últimas lluvias, especialmente los puntos críticos para la asistencia con gaviones y colchonetas, además de registrar las necesidades de las familias afectadas.

Morales junto al director de Defensa Civil Santa Cruz, capitán Óscar Suárez Caballero, visitaron la Quebrada Lavandero y la Quebrada Seca, donde la maquinaria ya trabaja en la reposición de los defensivos para evitar mayores daños tomando en cuenta el pronóstico de lluvias.

Según Suárez, la próxima semana llegará ayuda humanitaria, como alimentos, colchonetas, mosquiteros, herramientas de trabajo, para 137 familias afectadas y 70 damnificadas de las comunidades Villa Jerusalén, La Peña, D’Oliveira, 3 de Mayo, Totorales y San Miguel del Rosario.

Ultimas Noticias