Frutas y verduras se pudren en los bloqueos de la carretera a Trinidad

Operadores de transporte pesado que movilizan mercancías, además de combustibles líquidos, viven un viacrucis en el tramo entre Cuatro Cañadas y San Julián de la ruta Santa Cruz-Trinidad. Los bloqueos empiezan a dejar efectos insalvables en las frutas y verduras, cuyo destino final son comunidades de los municipios de la Chiquitania y de Trinidad, capital de Beni.

“El intenso sol y calor no ayuda. Para qué voy a subir a mirar la carga si el olor a frutas y verduras podridas trasciende y el jugo de las naranjas, mandarinas, piñas, sandías y verduras que escurre por la carrocería del camión lo dice todo”, refiere Ramiro Poveda, mientras recibe de su ayudante, una a una, las canastas de lechugas malolientes que tiró sobre la berma de la carretera.

“Esto es un duro revés y golpe a la economía no solo de los dueños de la carga, nosotros no podremos cobrar el flete si todo está dañado”, mencionó Poveda, al estimar que la inversión promedio de carga de cada camión ronda de Bs 70.000 a 100.000, mientras que el flete alcanza los Bs 7.000.

Ultimas Noticias