Temen que sean más de 300 los infectados en Palmasola y solicitan el retiro de embarazadas, niños y adultos mayores

Era cuestión de tiempo, se decía entre los internos. Luego de la muerte de dos reclusos con síntomas de coronavirus, el Centro de Rehabilitación Palmasola vive momentos de incertidumbre y comienzan a surgir las acusaciones de los reos hacia las autoridades penitenciarias por no haber tomado las correspondientes medidas de seguridad.

“La directora de Régimen Penitenciario de Santa Cruz, Nadia Prince, desconoce del tema carcelario. Hace un mes, se le presentó una lista de cosas que necesitamos, especialmente relacionadas con el tema de seguridad ante el acecho de la pandemia y nunca nos atendieron. No necesitamos donaciones, los reos nos encargamos de conseguir nuestros alimentos. Lo que pedimos es que se agilicen los casos de los reos que solicitan amnistía e indulto. Hay que descongestionar esta cárcel, es la más poblada del país y se corre un gran riesgo cada día que pasa”, expresó uno de los internos encargados de la logística en los pabellones, que prefirió mantenerse en el anonimato.

El espacio para varones de Palmasola cuenta con 5.500 reclusos, cuando no debería albergar a más de 700. Es el penal con los peores índices estadísticos en el sistema carcelario boliviano.

En ese ambiente se están dando las condiciones propicias para la propagación del virus. La muerte de dos reos, sospechosos de haber sido contagiados, han encendido las alarmas entre la población carcelaria.

Un interno de 54 años, perteneciente al régimen abierto del PC-4, que padecía de problemas respiratorios, falleció esta madrugada. Tras su deceso fue trasladado a la morgue. El viernes había muerto un recluso de 53 años, que estaba afectado por problemas respiratorios y neumonía.

Ultimas Noticias